EL FBI MATÓ POR ERROR A UN REHÉN QUE IBA A RESCATAR EN UN OPERATIVO EN EEUU

02 Feb 2018
58 times

Plena oscuridad. Un grupo de agentes del equipo SWAT definía los últimos detalles para entrar en un chalet al noreste de Houston, Texas. La misión estaba clara: rescatar a Ulises Valladares, un hombre secuestrado horas antes por una supuesta banda vinculada a narcotraficantes mexicanos. Pero algo salió mal. En medio de una balacera, uno de los oficiales de elite le disparó por accidente y lo mató en el acto.

"Una operación con buenas intenciones que terminó en una tragedia", aseguró que el jefe de la policía local, Art Acevedo, en una conferencia de prensa. El agente involucrado fue dado de baja, mientras el FBI investiga "rigurosamente" los hechos, explicó uno de los voceros de la agencia federal.

El incidente ocurrió la semana pasada, pero salió a la luz hoy. Valladeres, de 47 años, estaba ayudando a su hijo a vestirse para ir a colegio cuando alguien tocó el timbre. Al abrir la puerta, los dos secuestradores lo tiraron al suelo. De inmediato, le robaron las consolas de videojuegos y otros objetos de valor. Según ellos, el hermano del hombre les debía ocho mil dólares.

Después de atarlo y amordazarlo, los criminales llamaron a su familia, con su teléfono, exigiendo un rescate de 20 mil dólares. En la conversación, aseguraron que pertenecían al Cartel del Golfo, pero las autoridades descartan su relación con los narcos mexicanos.

El FBI rastreó la llamada y localizó una residencia en las afueras de Houston. Para rodear a los captores, los agentes del SWAT se dividieron en dos grupos: uno ingresaba por la puerta principal, mientras el otro ingresaba por las ventanas traseras de la casa. Sin embargo, ya dentro del lugar, uno de los oficiales se asustó por un sonido extraño y disparó en la oscuridad: era Valladeres.

Rate this item
(0 votes)